Cocinas Comunitarias (1)

Imperdibles

Un cocinero entre agaves

El Ojasé del chef Juan Ramón Cárdenas revive una vieja tradición de las cantinas coahuilenses. (Raquel del Castillo)

Ley del vino mexicano

Finalizando abril 2018 fue aprobada en el congreso la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola Nacional, una iniciativa...

¿Mal año para el vino?

La Organización mundial de la Viña y el Vino (OIV) prevé que este año el mundo producirá 258 millones...

Raquel del Castillo

“Con este ejercicio hicimos un cambio mental al entender la situación que estamos pasando, y eso nos hizo modificar nuestro chip”, comenta el chef Azari Cuenca desde el Balmori, en la colonia Roma. Azari adaptó las recetas de este restaurante y las de Cuenca Taller, en Polanco, a un formato ​low cost​ como parte de la iniciativa Cocinas Comunitarias, lanzada por Cerebro México al inicio de la pandemia. 

Cerebro se propone mantener activos a los restaurantes y su cadena de valor durante el confinamiento. Este ejercicio filantrópico comenzó desde el inicio de la pandemia en Ciudad de México, inspirado por la organización World Central Kitchen, que montó el chef y activista José Andrés. El célebre cocinero ha dado a su profesión un fuerte sesgo social al acudir en ayuda de las comunidades más vulnerables y fortalecer su economía. 

La experiencia inició en Balmori y a partir de ella otros colegas la adaptaron a sus negocios. Aunque no es precisamente “cocina económica”, el precio es muy asequible. “Es a costo”, subraya Azari, quien es también presidente del club de chefs Vatel, “va de los 100 pesos a menos, con tres tiempos empacados al alto vacío”. Además ha agregado a la fórmula el “taco pendiente” como apoyo a gente que tampoco cuenta con recursos para pagar el menú. Funciona al igual que un café pendiente: la gente lo dona y se le proporciona a quien lo necesite. Irradia, sobre todo, en la comunidad que rodea a sus restaurantes. 

Roberto Hernández vicepresidente de Club Vatel y chef de Humo Cocina de Brasas, un restaurante situado en el corazón de Tlalnepantla, explica que los ingredientes del taco abarcan “una proteína, un carbohidrato y vegetales. Entre otros guisados, podemos hacerlos de pollo rostizado, ropa vieja, una tinga…”. 

Al correrse la voz entre colegas, el ejercicio de Cocina Comunitaria y taco pendiente se expandió en el país, llegando a sumar un total de cincuenta cocinas situadas en Michoacán, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México, sitio este último que congrega a la mayor concentración, con 15 restaurantes. 

Algunos de los establecimientos que apoyan esta iniciativa: 

CDMX 

La Cervecería del Barrio Pedregal

El Rincón del Parque
Festín
Sushi MX (Del Valle, Escandón y Condesa) 125 Café 

Cuenca Taller

Jiyo Gourmet

Estado de México 

 Sushi MX (Tecamac) 

Humo Cocina de Brasa 

Querétaro
Querétaro Rico 

Michoacán 

Aquiles Cocina Oriental

Si quieres sumarte a estas iniciativas visita ​cerebromexico.com 

- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncio -

Lo más leido

El Brexit del vino

Este 19 de junio se iniciaron oficialmente las negociaciones para la salida del Reino Unido (UK) de la Unión...

Un cocinero entre agaves

Cocinar, ayudar y sobrevivir (2)

Don Leo, mejor Cabernet…

Cocinas Comunitarias (1)

- Anuncio -

También puede interesarte:

- Anuncio -