Orgánicos premiados de México

Imperdibles

Medallas de Bruselas

El 14 de junio Baudouin Havaux, chairman del Concours Mondial de Bruxelles, entregó personalmente en el Palacio...

Chile en su segundo aire

Una parte tiene que ver con mercadotecnia, qué duda cabe, pero la otra, más interesante, es la...

Brindar por lo bueno

Bodegas de Santo Tomás lanza una campaña en redes bajo el hashtag #BrindoPor, e invoca a recordar lo bueno más allá de este momentos difícil.

En 2019 se dieron a conocer los premios del International Organic Wine Award o, dicho en alemán, idioma natural del concurso, el Internationaler Bioweinpreis. Dos bodegas mexicanas, Viñas del Sol y Casa Madero, merecieron distinciones especiales, una novedad destacable en nuestro universo enológico, que no se caracteriza especialmente por sus alternativas “bio”.

O, más bien, que no se caracterizaba. Desde hace algo menos de una década florecen esparcidos en diferentes regiones proyectos que tienden a ser orgánicos o se declaran tales. Y también biodinámicos. Entretanto, el concurso hace evidente el espacio que va ganando el género en el mercado internacional.

En esta edición 2017 acogió 1094 muestras de 25 países.

El Cabernet Sauvignon uvas orgánicas de Casa Madero, Parras Coahuila, y Santos Brujos Tempranillo del Valle de Guadalupe, ambos cosecha 2014, obtuvieron la medalla de oro, que en el sistema de este concurso, cuyo rigor avala la Unión Europea, equivale a puntajes entre 90 y 94 puntos. Casa Madero inició hace unos 8 años su proyecto de viñedos orgánicos, que certificó con la compañía alemana BSC. Viñas del Sol es una bodega declaradamente biodinámica, certificada por el instituto Demeter.

Hay claro está, otras diferencias entre ambas bodegas. Casa Madero es una de las más grandes de México, con una producción aproximada de 300 000 cajas y celebró en 2019 su 420 aniversario. Viñas del Sol produce unas 6 mil cajas y tiene escasamente 8 años de existencia; atravesó la etapa de la conversión a orgánico y enrumbó hacia la biodinámica, una etapa que implica el uso de ciertos compuestos y una filosofía de alcance cósmico que por el momento es solo experimental en Casa Madero.

Ambos proyectos están liderados por jóvenes empresarios: Sergio Salgado en Viñas del Sol, y los hermanos Daniel y Brandon Milmo en Casa Madero. Las distinciones que han logrado subrayan un detalle importante para la agricultura orgánica –base compartida por ambos modelos- en México: abona a la imagen de que ésta se halla intrínsecamente asociada a resultados de calidad. También las medallas otorgadas proyectan de diferente manera el futuro de cada una de estas vinícolas.

Salgado, joven empresario de Mexicali parcialmente emigrado al Valle de Guadalupe, adhirió a la agricultura biodinámica desde el primer momento. Llevó a cabo el proceso de desintoxicación de la tierra, contrató asesoramientos y transitó el trabajoso procedimiento de certificación. Obviamente, como cualquier que pone una bodega, hay un objetivo de negocio detrás. Pero su opción por esta filosofía parece más un tema de convicción.

Hoy día el vino premiado, Santos Brujos, es uno de los nacionales más caros. Refleja el costo que implica su opción en mano de obra, insumos, sacrificio de rendimientos. Los costos de una vinícola crecen proporcionalmente en relación inversa al tamaño de su producción y esta fórmula es, sin duda, fuente de riesgos si la empresa no halla un cliente dispuesto a pagar el precio de la botella (alrededor de 900 pesos actualmente).

Esta medalla de oro le dará a Salgado un argumento más para hacer valer la calidad de sus vinos y justificar el precio. Para una bodega tan joven el logro en uno de los primeros concursos en los que participa crea un importante estímulo con repercusiones positivas sobre su economía en un momento en que incorpora más viñedo e incrementa su producción.

Casa Madero no necesita acreditarse: ha ganado preseas en innumerables concursos y sus vinos, incluidos los orgánicos, ofrecen una muy buena relación calidad precio gracias a su escala de producción. Más bien la demanda agota año a año sus inventarios. Pero la presea premia la solidez de la estrategia concebida por los hermanos Milmo para orientar el viñedo hacia lo orgánico como parte de un amplio compromiso con el medio ambiente, cuando ya suman cerca de 75 hectáreas las conducidas bajo ese modalidad.

- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncio -

Lo más leido

Cocinar, ayudar y sobrevivir (2)

Los restaurantes han sido duramente afectados por el Covid-19. Algunos supieron sobreponerse con ingenio, generar ingresos y ayudar a su comunidad. Por Raquel del Castillo

Cocinas Comunitarias (1)

Un potente activismo se ha adueñado de las cocinas; frente al Covid, los chefs exploran como lograr que sobrevivan sus restaurantes, guardar los empleos y apoyar a la comunidad. 

Don Leo, mejor Cabernet…

En el concurso francés CIDC 2020, dedicado a la cepa Cabernet Sauvignon, el Gran Reserva 2013 de Don Leo fue consagrado mejor del mundo.

Brindar por lo bueno

Bodegas de Santo Tomás lanza una campaña en redes bajo el hashtag #BrindoPor, e invoca a recordar lo bueno más allá de este momentos difícil.

El vino en tiempos…(1)

El mundo del vino, México incluido, vive la crisis Covid-19. A Europa llegó tras otro inminente estrago: el Brexit. Primer reportaje de una serie.

- Anuncio -

También puede interesarte:

- Anuncio -