del vino y del buen vivir

San Miguel de Allende, Vendimia y enoturismo

Arquitectura admirable, históricamente emblemática, Patrimonio de la Humanidad: a la ciudad de San Miguel de Allende no le faltan títulos. Pero ahora quiere uno más: ser reconocida como cabeza de una gran región vitivinícola, con lugar destacado en el mapa de la producción nacional de vinos.

En los últimos años esta zona de Guanajuato ha crecido en materia de vinos. Sus dos áreas más importantes son Dolores Hidalgo y San Miguel de Allende, con 20 viñedos que suman unas 80 hectáreas. Las tierras y el clima de la región tienen las condiciones climáticas y de suelo para el cultivo de la vitis vinifera.

Después de estudiar el potencial de la región, instituciones de carácter público y privado, han decidido invertir en actividades que atraigan al turismo enológico, con lo que esperan una derrama económica por encima de los 6 millones y medio de pesos, indicó Fernando Olivera Rocha, secretario de turismo del estado.

El programa se desarrolla actualmente, durante el mes de agosto, con distintos eventos en siete sedes de ambos municipios: degustaciones de productos locales, cata de vinos, fiestas, cenas maridaje, conciertos, la tradicional pisa de uva, recorridos por los viñedos de Dos Búhos, Vinícola Toyán, Santísima Trinidad y Cuna de Tierra, bodega esta última lider en la región y donde se llevará a cabo el cierre de la fiesta de la vendimia el próximo 31 de agosto.

Entretanto, San Miguel de Allende firmó un convenio con el Centro de Formación Profesional de Promoción Agrícola de Borgoña, en el que se plasmaron cinco acuerdos para impulsar el enoturismo en la región. El Centro capacitará a un grupo de especialistas en vino, de la ciudad o de otros lugares del país, con el compromiso de dejar en la ciudad guanajuatense todos los conocimientos adquiridos en Francia.

Cecilio Garza, Presidente del Patronato Vitivinícola de San Miguel de Allende y principal promotor del proyecto, comentó al respecto que los avances hasta ahora “han sido muy satisfactorios para la región. Es muy importante que Francia, uno de los principales productores de vino a nivel mundial, nos comparta sus conocimientos y traiga a sus especialistas, que nos orientarán en la búsqueda de las mejores tierras para plantar la uva y preparar a quienes están interesados en su producción”.