del vino y del buen vivir

MENOS BRINDIS DE CHAMPAGNE EN 2016

Como consecuencia de las heladas atípicas registradas durante la primavera y la aparición de la botrytis cinerea, un hongo de la vid que desencadena la llamada “podredumbre gris”, el rendimiento de la cosecha 2016 de Champagne será una de las más bajas desde la década de 1980.

Eric Rodez, propietario de Champagne Rodez, en Ambonnay, dijo a la revista británica Decanter que este año el crecimiento ha sido el más complicado desde 1956. Jean Pierre Fleury, enólogo de Champagne Fleury, en Courteron, comentó a su vez que la “escarcha” en los brotes de la vid le hizo perder el 70 por ciento de su cosecha.

La mayoría de las heladas tardías cayeron en la zona de Côte des Bar, donde se asienta una cuarta parte de las viñas de esta afamada AOC. La región de Aube también fue azotada gravemente por fuertes granizadas durante la primavera. Luego, una plaga de hongos de botrytis barrió con sus viñedos.

Olivier Horiot, un viticultor de la sub-región de Les Riceys, estimó que el rendimiento de las cosechas será de 2 500 a 3 000 kilogramos por hectárea, una cifra muy por debajo de los 10 700 que decidió poner como techo el Comité Interprofesional del Vino de Champagne (CIVC) en julio.

Los rendimientos, advierte la publicación británica, se establecen en función de la previsión de ventas y el potencial de producción de las viñas. En años difíciles, se complementa con las reservas de vino que almacenan las bodegas.

Este año, sin embargo, “los viticultores y bodegas tendrán que recurrir más a sus reservas para cumplir con los rendimientos establecidos”, afirmó Charles Philipponnat, director general de Champagne Philipponnat, en Marne.

Y luego está el hongo causante de la “podredumbre gris”, observado por primera vez a finales de julio, el cual ya se ha extendido rápidamente y está presente con brotes leves en el 65 por ciento de las vides.

La empresa Magister, una agencia agronómica que monitorea a un selecto grupo de bodegas de Champagne, afirmó a Decanter que una tercera parte de los viñedos ya han visto disminuido su rendimiento hasta en un 10 por ciento debido a esta plaga, mientras que otro 4 por ciento en más de la mitad.