del vino y del buen vivir

La primera dama es un varietal

De no estar atado por la camisa de fuerza de la presidencia, el instinto de Donald Trump lo hubiera llevado a pelearle a los pazguatos eslovenos de la región vinícola de Sevnica la brillante idea de lucrar con el origen de su esposa. Estos productores de vino, enterrados en el corazón de Eslovenia, han decidido lanzar un vino dizque en honor de La Primera Dama que se llama... La Primera Dama.

El vino procede de los viñedos de un castillo del siglo XII de Sevnica, comunidad cercana a la ciudad donde nació Melania, publicó la revista británica Decanter. En su creación participaron los enólogos de varias bodegas de la región.

La Primera Dama no es sino un varietal, develaron sus responsables, hecho a partir de la cepa Blaufränkisch, variedad de otra uva del país conocida como Modra Frankinja. Entre otros objetivos, sus creadores pretenden promover esta cepa emblemática de la viticultura centroeuropea.

Recién en 2016 investigadores del Centro Federal de Investigación para Plantas Cultivadas de Alemania llegaron a la conclusión de que las uvas Blaufränkisch y Blauer Portugieser se originaron "muy probablemente" en la Baja Estiria, es decir en Eslovenia.

"Creo que esta es una de las mejores maneras de promover nuestro turismo y a la Blaufränkisch, lo cual es muy importante para nosotros, ya que queremos convertirnos en un centro de producción, aunque todavía hay mucho trabajo por hacer", declaró a Decanter Rok Petančič, el administrador del castillo.

Las primeras 300 botellas, señala la revista, se agotaron en tres días, y 2 000 más ya están listas para ser vendidas. Otro de los objetivos de los eslovenos se vislumbra en el precio de salida del vino: 27.90 euros la botella, dos veces más caro que cualquier Blaufränkisch premium de la zona.
"No es un vino fuerte, es gentil como Melania", afirmó Lojze Kerin, dueño de la bodega homónima. La primera dama, no obstante, no se ha conducido con la cualidad que le adjudican estos eslovenos, sin duda interesadamente. Hace un par de meses les respondió contratando a un bufete de abogados de su país de origen para disuadirlos de lucrar con su nombre.

Estos no se han dado por aludidos. El castillo y los cuatro enólogos han lanzado más productos con la marca La Primera Dama: salami hecho con una rara y valorada raza de cerdo local, la Krškopoljc, chocolates y hasta cremas de belleza.