del vino y del buen vivir

FALSOS PLACERES

Según un informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), dado a conocer el 26 de julio, el sector vinícola del viejo continente pierde al año 1 260 millones de euros –26 mil 345 millones de pesos mexicanos, aproximadamente- debido a la falsificación de vinos y bebidas espirituosas.

Entre los 28 países que conforman la UE, España encabeza el ranking con pérdidas anuales que alcanzan los 263 millones de euros, es decir, cerca del 21 por ciento del total. A este monto hay que sumarle las pérdidas en impuestos especiales, que ascienden a los 90 millones.

Al país ibérico le sigue Italia, con 162 millones, lo que supone el 2.7 por ciento del mercado. Luego vienen Francia con 136 millones, Alemania con 140 y Reino Unido con 87. Esta industria ilegal, informó la EUIPO, supone que el 2.3 por ciento de las ventas legítimas de vino y el 4.4 de las bebidas espirituosas de la comunidad europea se pierden cada año.

Lo anterior conlleva una pérdida de 4 815 puestos de trabajo directos para el sector vinícola de Europa. Y si se añaden los efectos en la cadena productiva de la falsificación de estas bebidas, la cifra alcanza los 18 500 empleos.

Uno de los principales mercados para estas bebidas piratas es China, el mayor consumidor de vino tinto en el mundo. Según el Financial Times, el 40 por ciento del que se vende en el país asiático es falso. Aunque para otros expertos en propiedad intelectual y derecho, como Nick Bartman, la cifra podria llegar hasta el 70 por ciento.